Salas Alejandro.

Brígida conocida con el nombre de la «Beata Salas», tuvo reputación como pintora de imágenes religiosas. Otra de las hijas de Antonio Salas fue Josefina, madre de Antonio Salguero, destacado pintor, nacido en 1864; éste trabajó en el taller de su primo, el pintor Alejandro Salas. En 1896, cuando contaba 32 años, viajó a Chile, en donde adquirió fama. En 1901, el Presidente Eloy Al faro, le envió becado a Roma; regresó casado con una dama romana en 1904, año de la fundación de la Escuela de bellas Artes de Quito, en la que fue Profesor, durante varios años.