Sáenz y del Campo Ignacio.

Entre los encargados de enfrentarse a los colombianos estaban el coronel Ignacio Sáenz, hermano de Manuela, quien actuó en esta ocasión de la manera siguiente: «Encomendado del paso de Buesaco, se pasó con doscientos hombres del «Quito» al Gobierno colombiano, ocasionando la inmediata desmoralización del resto de las tropas el enfriamiento consiguiente». Obando la premio luego con la administración de correos, al Comandancia da armas y la gobernación de Barbacoas.