Rodríguez Lara Guillermo.

cuentas a los dictadores de su administración en el orden económico. Por el imperio de esta Constitución mil veces rota, deleznable y absurda, el general Guillermo Rodríguez Lara disfruta de tranquilidad y ahoga su conciencia en el apacible río del olvido. JLR.