Requena Herrera Francisco.

En 1772, Francisco Requena, un ingeniero “iluminado” que llegaría a ser miembro del Consejo de Indias, propuso terraplenar la orilla del Guayas desde el Estero de Carrión (Mejía) hasta el de Morillo (Roca) para proveer a la Ciudad Nueva de “un camino despejado, un paseo hermoso, un recreo bastante divertido y una orilla con la más agradable disposición”. Requena olvidó mencionar la necesidad de un muelle para impedir la erosión de la orilla, y para que sirva como acoderamiento de balsas, canoas, lanchas y veleros. Los Gobernadores Pizarro y Aguirre también consideraron insuficientes las instalaciones portuarias existentes. Pizarro construyó el muelle de piedra frente al Mercado y Aguirre el de madera frente al nuevo Estanco y en las postrimerías de su período, Aguirre diseñó el segundo Malecón de Guayaquil de acuerdo a las recomendaciones que había hecho Requena veinte y tres años antes.