Reina Guzman Alberto

En 1895 cuando el Grito del Pueblo del colombiano Federico Reinel fue perseguido, sus principales redactores Luciano Coral y José de Lapierre tuvieron que salir del país. Reinel y el jóven periodista Camilo Piedrahita alzaron aún más el tono enérgico del periódico y tuvieron que salir también del país para evitar ultrajes. Se hizo cargo, entonces, de la dirección, Serafín S. Wither, quien ya no pudo sacar el diario porque Francisco J. Landín, dueño de la tipografía del pueblo, donde se lo imprimía, fue apresado. Las ediciones clandestinas, posteriores, corrieron a cargo de Juan Bautista Ycaza y Alberto Reina Guzmán.