Montufar y Larrea Ignacio María.

  • Hn. de Juan Montufar y Fiasso y Rosa Larrea y Santa Coloma.. Es un perfecto trotamundos: inteligente y pícaro, rebelde y aventurero. Sus acciones preocupan mucho a sus parientes. Empléenle de Oficial Segundo Reales Cajas de Quito y deja de una plumada el insignificante cargo. Métese a rematar los situados para Cartagena, colaborando con Durama, y procede con cierta incorrección económica. Va a Cerro de Pasco, Cuzco y Lima, y deja pésimos antecedentes en notables vecinos de Lima. Más tarde, Los Elizalde, el 0idor Galdeano, reclamarán sus débitos a la familia de Quito. Va a Madrid, trabaja en un modesto empleo Real, por influencia de sus parientes Montoya, Pineda y Villafuerte, y se entrega a la aventura mujeril. Final1mente le sorprende la muer- te, soltero y abandonado, lejos de los suyos y de su Patria. En 1.795 se le en- tierra en la Iglesia San Martín de Madrid, encargando el arreglo de sus asuntos a Gaspar de Montoya ya su hermano Selva Alegre. Por unos pocos miles de pesos E2que dejara se levanta una polvareda en las de intereses desacreditadores.