Lovato Juan Isaac

Nació en Quito el 23 de septiembre de 1904. Doctor en Jurisprudencia y Ciencias Sociales, con su tesis “El Divorcio Perfecto”. Secretario General del Partido Socialista Ecuatoriano. Director del Diario “La Tierra”. Profesor Universitario. Decano de la Facultad de Jurisprudencia. Legislador, Concejal de Quito, Procurador General de la Nación, Ministro Juez de la Corte Suprema de Justicia, Ministro de Previsión Social y trabajo. Entre sus distinciones sobresale el Premio Al Merito Universitario.
Hombre de principios izquierdistas, asesor jurídico de varias organizaciones de trabajadores, dirigente de la C.T.E. su actividad en el plano de la militancia ideológica y de la practica social recomiendan un detenido análisis. Invitado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica ha visitado algunas ciudades de aquel país, así como también, en misión cultural, profesional o diplomática: Lima, Santiago, Buenos Aires, Sao Paulo, Caracas, México, Puerto Rico, Costa Rica.
Prestigioso jurisconsulto que se ha dedicado por completo al ejercicio de su profesión. Su “Programa Analítico de Derecho Procesal Civil” apareció en siete tomos. Autor además de “Principios Constitucionales del Derecho Procesal Ecuatoriano”. Sigue dedicado al estudio de estos temas de especialización, con recomendable insistencia y conocido y buen maestro universitario, escritor que integra con su obra solida y perdurable la bibliografía ecuatoriana muy, pero muy singularmente en el plano del Derecho, donde tiene puesto de merecida consagración. Su ascendente carrera vital se define por el sacrificio y el talento, posee meritos bastantes y hasta aleccionadores en su consagración al estudio y a la superación por la cultura. Temas palpitantes para una importante semblanza.

En 1963 miembros del Gabinete del Dr. Carlos Julio Arosemena Monroy: Ministro de Previsión Social y Trabajo, Dr. Juan Isaac Lovato. 
Quito.- Forjado de personalidad, conocimiento y firmeza en todo lo que dice, el doctor Juan Isaac Lovato, piensa y actúa como intelectual y cientista. Su vocación y quehacer en el Derecho le han dado la solida autoridad para hablar de la materia, sin temor a equivocarse, pues no en vano la experiencia por más de 30 años como profesor de la cátedra de Procedimiento Civil, en la Escuela de Derecho de la Universidad Central del Ecuador, significan la dignificación más grande de la entrega a los demás.
Su paso por la función pública como Rector de la Universidad Central del Ecuador, Concejal del cantón Quito, Ministro de Previsión Social y trabajo, Procurador General de la Nación, Presidente de CIESPAL y miembro del consejo Directivo de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, acumularon en el la experiencia y el conocimiento para aprender más de cerca la realidad política social y económica del país, justamente cuando este efervescía en su intento de desarrollo, en medio de un abanico de ideologías políticas que a la postre no han significado la salida y solución al subdesarrollo. 
Como Vicepresidente del Consejo Ecuatoriano de la Paz y miembro de la presidencia del Consejo Mundial de la misma, de la Junta Consultiva de Relaciones Exteriores y primer Embajador del Ecuador  en la ex Unión Soviética, su vinculación internacional aporto un valioso cumulo de experiencias en el campo del servicio exterior al cual represento, dejando muy en alto siempre el nombre de nuestro país en el exterior.
En la actividad de las letras su labora ha sido y sigue siendo fecunda, pues su aporte al Derecho esta dado por algunas obras: El divorcio perfecto, la prisión por deudas, Programa de Código de Procedimiento Civil, Principios constitucionales de Derecho Laboral Ecuatoriano, Cooperación internacional en procedimientos judiciales y actualmente recopila datos para editar el noveno tomo del Programa Analítico de Derecho Procesal Civil Ecuatoriano.    
Visión de la Justicia Ecuatoriana
Según el doctor Juan Isaac Lovato los códigos ecuatorianos tienen ya muchos años de vigencia y sin ser obsoletos, como se dice, en ellos se deben hacer las reformas correspondientes; por ejemplo, al suprimir la tercera instancia y establecer el recurso de casación, el cual existe hace muchos años en el juicio penal y en lo contencioso administrativo, ha habido cambios necesario de acuerdo con las necesidades del individuo y del mundo.
Concreto que de acuerdo con lo que dispone la Constitución Política del Estado se debería establecer el juicio oral, en lugar de que el procedimiento sea escrito, porque con la aplicación de este los juicios se tramitan más rápidamente y en consecuencia más pronto se administra justicia.
Recalco que el tortuguismo en la administración de justicia en el país se debe a que no se cambia el sistema escrito por el oral para evitar esto se deben reducir los términos que son muy largos, manteniendo tal vez el sistema escrito, pero principalmente se debe aumentar el número de jueces, pues cada año ingresan más o menos de 250 a 300 causas y tienen de retraso el mismo número, por esta razón un juez no puede despachar ni siquiera una cauda por día y los juicios duran mucho. Respecto a la automatización de los procesos judiciales, dijo que esta es positiva siempre que la administración de justicia cumpla con los principios de celeridad y acierto, porque un juez que tiene a la mano en una computadora los fallos que dicen relación a un artículo de tal o cual código, puede revisarlos y quedar informado mejor para resolver las causas que está conociendo.
Sobre la politización en la administración de justicia, manifestó que si un partido tiene el deseo y procura que alguno de su afiliado este en esos grandes cargos, está muy bien, pero siempre que sean ocupados por gente sabia y laboriosa en el Derecho, que le guste trabajar, que sea de gran probidad y a quien no le puedan llamar la atención; lo grave está en que una vez en determinado cargo de la función judicial intervenga la política para administración de justicia, la cual tiene que ser independiente.
En referencia a los delitos más comunes, que se cometían y se siguen cometiendo en el país, puntualizo que se relacionan con robo, muerte y perjurio. Actualmente, anoto, son los mismos, a los que se han añadido la corrupción en el sector privado y público, además se suma el narcotráfico que ha atrapado en sus garras a muchas personas. 
Experiencia Diplomática
Como primer Embajador del Ecuador  ante la ex Unión Soviética y como hombre socialista, Juan Isaac Lovato pudo ver en el año 1970, y durante los dos años y medio que permaneció en ese país, que este había conseguido el principio del socialismo para evitar la explotación del hombre por el hombre; así como su lucha por la paz, luego de intervenir y sufrir durante la Segunda Guerra Mundial. 
Percibió además la vida tranquila de su gente, fruto de la existencia del trabajo y la carencia de pobreza; el vestido, los alimentos, eran suficientes, no así la vivienda que era escasa. En cuanto a la atención de la salud, en todos los hospitales existían suficientes camas y medicinas y se preocupaban mas por la terapia preventiva que por la curativa. 
Agrego que el Ecuador  lo único que pudo exportar a la ex Unión Soviética fue el banano, el cual vendíamos en miles de toneladas al año; sin embargo, las importaciones fueron en menor escala debido a la situación económica de ese entonces y la naturaleza de la industria soviética.
Como anécdota de esta misión menciono que cuando quiso amoblar las oficinas y residencia de la embajada constato que existía escasez de muebles en el mercado soviético, debido a que a la gente se le entregaba vivienda con muebles nuevos; esto le obligo a importar los enseres del resto de países de Europa, los que en buena medida hasta ahora se mantienen. 
Su paso por la universidad
El ser catedrático en la universidad es algo sumamente honroso, que significa a la persona porque se prepara a los jóvenes para que ellos entren con su profesión a desempeñarse en la vida, no solo en forma individual sino en bien del Estado, anoto.
Dijo que el aporte de las facultades de Jurisprudencia es muy importante, pues estas se han distinguido por formar hombres valiosos que han desempleado altos cargos en el campo público y  privado, en la aplicación del Derecho y la aplicación de justicia. Preciso que al aumentar el número de estudiantes o existe espacio para atender a todos y por ende las practicas e investigaciones son insuficientes y de mala calidad; la solución está en seleccionar los ingresos y no aumentar profesores, pues estos no siempre están capacitados para enseñar.
El quehacer Periodístico
Como director del diario “La tierra” indico que al principio se llamaba “Acción” y estaba solventado por los militantes del Partido Socialista, que en la medida de sus posibilidades contribuían para su edición; el trabajo fue difícil, pues este aparecia eventualmente, además había que soportar la persecución política, hasta que luego del 30 de marzo de 1946 se acabo la imprenta y desapareció el periódico. 
El partido Socialista
A criterio del doctor Lovato el Partido Socialista sigue funcionando como tal; hay momentos en que se vuelve difícil la vida de este, luego de algún tiempo en que la representatividad en la legislatura alcanzo datos significativos e igual disminuyo. Se dice que la Izquierda esta golpeada, sin embargo se mantiene en vigencia.
Su acción no ha podido llegar más adelante, porque siempre ha habido oposición. En mis tiempos de ministro de Bienestar Social trabajo y salud, en el gobierno de Carlos Julio Arosemena, llego un momento que el jefe de la Segunda Zona Militar de Cuenca, el coronel Naranjo, comunico al Presidente de la Republica que habían resuelto mi separación del Ministerio porque era filo comunista dividida, lo que no ha pasado con la Derecha, agrego.  
Su obra “El Divorcio Perfecto”
Considera que por ser una institución interesante la del matrimonio, escribió la obra “El Divorcio Perfecto”. Su interés fue estudiar la familia, como conservarla y procurar en lo posible que el matrimonio durara. A su paso por la Academia de Abogados experimento la riqueza de las experiencias al aprender las enseñanzas de los notables juristas de aquella época; su vinculación mas tarde a la gaceta oficial de la Academia y al no existir material para esta le dio la oportunidad de que la obra en referencia, materia de su tesis, sea publicada.