Filliacini Domingo.

Oración fúnebre del Dr. José Antonio Cornejo – Quito 1875.