Coronel José Julian

Es en 1875 que regresó de Europa el doctor José Julián Coronel, quien había hecho sus estudios en la capital de Francia, y rodeado de una aureola de justo prestigio impuso también para sus consultas precios especiales. La primera visita profesional de Coronel, hecha así mismo a un enfermo de situación económica bastante holgada, fue igualmente pagada con uno de aquellos billetes del Banco de Luzarraga; pero él, médico ecuatoriano, que se había propuesto realzar y prestigiar la medicina de su país, lleno de indignación contestó: “Yo no soy médico de cuatro reales”