Cevallos Juan Ramón.

  • Cevallos, Juan Ramón.- Por supuesto, las fuerzan defensoras no se habían quedado inertes.. Brown alcanzó las Cubierta cuando los milicios ,”a nado, bayoneta a la boca, abordaron a estribor, continuando la lucha cuerpo a cuerpo, con desusada crueldad. ” El berbantín fue saqueado de cabos y velas en un momento, falto poco para que se rebasen los cañones”. EL propio Brown hubiese caído bayonetado de no haber sido caballerosamente defendido por don Manuel Jado, armado de gragata Gobernadora, que Brown apresase por las Costas peruanas, quién paso a bordo cuando se encontraban los guayaquileños, más exacerbados y gritó: ” muchachos: estáis manchando vuestra victoria, cuartel a los vencidos”. Salvado de una muerte segura por una de sus victimas, Brown le pidió entonces al Capitán José Ramón Cevallos, de la fragata Consecuencia, otra de sus victimas que sirviese de comerciantes que hablaban ingles, suspendiéndose el fuego mientras tanto. Eran ya las 2 de la tarde del 8 de febrero , y cono saldo de la fermo Lucha quedaban 14 invasores muertos, otros 24 heridos y 20 prisioneros, entre los defensores murieron 2 y fueron heridos 5.-