Albano Hno.

-2-

otro y el último cerrar a la puerta. Antes de diez años no quedará un Hermano en el Ecuador y se contará que su fundación fue una locura.

!Designios de Dios! El primer llamado a la eternidad, es el mismo Hermano Albano. De Cuenca había traído el virus de la fiebre tifoidea, que a poco le retiene en la cama .. Nada ni nadie pudo atacar el mal furtivo, ni prolongar aquella vida preciosa sin embargo, quiere aún el Hermano servir a la niñez de su segunda patria, como se demuestra en el extensísimo informe que dicta para el Ministro de Instrucción Pública, en donde habla incluso de un viaje a Francia, que no pudo reaizarlo nunca pues sus ojos se cerraron para siempre el 11 de marzo de 1868, ante víspera de cumplir un lustro de su llegada a Quito.

Las grandes dificultades de los inicios, doblegaron el ánimo de tres profesores que llevados de la nostalgia regresaron a Europa. Esto produjo una crisis de graves consecuencias; a pesar de lo cual, el Hermano Albano, con ánimo decidido y a costa de muchos sacrificios, supo llevar la obra adelante. Ocupaba al miso tiempo el cargo de Visitador Director del plantel y Maestro del incipiente Noviciado. Después de su muerte acaecida el 11 de Marzo de 1868, queda encargado de la dirección el Hermano YON JOSE.