Albán Pedro.

Religioso mercedario, que, a la sazón, después de brillante magisterio, ocupaba el cargo de primer definidor y secretario de provincia en 1820.

Pertenecía a una familia de artistas y fervorosos patriotas que dejó notables telas en nuestros templos y conventos. En 1831 obtuvo el más alto cargo dentro de su Comunidad: el provincianato, para el cual fue reelegido en 1840.